Ante la situación mundial desencadenada por la infección por el nuevo virus denominado SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19, las entidades que nuclean a los especialistas en Gastroenterología y Endoscopia Digestiva consideramos oportuno hacer consideraciones al respecto y dar directivas claras para los servicios de Endoscopia Digestiva a fin de contener la propagación de la infección que, hasta el momento, es la medida más efectiva para enfrentar a la enfermedad.

Estas recomendaciones se basan en las Guías Clínicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Mundial de Endoscopia (WEO) y comunicaciones de Ministerios de Salud y Sociedades científicas de diferentes países y continentes (Sociedad Americana de Gastroenterología, Sociedad Interamericana de Endoscopia Digestiva, Sociedad Española de Endoscopia Digestiva).

A continuación, nuestras Recomendaciones para la orientación del trabajo en las unidades de Endoscopia:

Triage inicial:

  • Registro de control de temperatura y síntomas respiratorios del paciente.
  • Estatus del diagnóstico de COVID19: confirmado, sospechoso, contacto, cuarentena.

Personal de salud:

Respetar las normas estándar de seguridad:

  • Lavado de manos (jabón o alcohol en gel) luego de cada procedimiento a pesar del uso de guantes.
  • No llevarse las manos a los ojos, boca y nariz.
  • Toser o estornudar en el pliegue del codo o en pañuelo descartable (descartarlo).

Personal de sala de Endoscopia:

  • Utilizar Equipo de Protección Personal (EPP): guantes, antiparras, barbijo quirúrgico u N95 (casos confirmados o sospechosos), camisolín, botas y gorro.

Sala de Endoscopia:

  • Reducir expresamente el número de familiares acompañantes permitidos y el ingreso a salas de recuperación.

Estudios endoscópicos:

  • Valorar indicaciones de la endoscopia programada, posponiendo aquellas que no revistan urgencia (limitar a casos sintomáticos y urgentes).
  • En pacientes enfermos o positivos en el triage: posponer endoscopia, colocar barbijo quirúrgico y derivar a ámbito adecuado para el diagnóstico infectológico y su aislamiento.
  • En pacientes en quienes se confirmó COVID19 o casos sospechosos (que no se pueda diferir): usar EPP con barbijos N95 y advertir el caso a Infectología, Anestesia y Supervisión de Enfermería.

Al finalizar un procedimiento endoscópico

  • Descartar el equipo de protección (EPP).
  • Lavado de manos a pesar del uso de guantes.
  • Limpieza de la sala de Endoscopia y superficies de contacto común  (con hipoclorito ó alcohol ó detergentes de alto rendimiento con actividad confirmada); esperar al menos 15 minutos para nuevo estudio.

Reprocesamiento endoscópico:  

  • Lavado y desinfección de alto nivel con soluciones con actividad demostrada ante los virus encapsulados.
  • Verificar la actividad de las soluciones utilizadas.

Consideraciones generales:

Las recomendaciones realizadas tienen como objetivo enlentecer y aplanar la curva de contagios de la infección para no saturar la capacidad de los sistemas de salud. Su aplicación está sujeta a cada institución en particular ya que se trata de una recomendación sin carácter obligatorio.
Asimismo, debemos recordar que se trata de una enfermedad de denuncia obligatoria.

Dado que la mortalidad de este virus en pacientes pertenecientes a grupos de riesgo es superior al de la Influenza, es esencial tomar conciencia para poder limitar la infección.
No olvidemos que el cuidado del personal dedicado a la Salud es de vital importancia ya quienes son quienes asisten y dan el soporte adecuado a nuestros pacientes.